Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

domingo, 13 de marzo de 2016

RamOrck

Rock del miedo.

Estoy convencida de que hay dos momentos claves en la vida de una persona que escribe (o al menos eso intento):
La primera es cuando aquella persona que te produce las ganas de enfrentarte frente a una hoja en blanco se entera que es protagonista de tus letras.
La segunda: cuando los demás se enteran quién es esa persona.

Para mi no-fortuna debo cargar con estos dos condicionantes. Me encuentro, esta vez, limitada: la persona que me devolvió, sin darse cuenta, esta parte de mí que se encontraba desactivada es demasiado conocida por gente que me lee. Gente que no sé quién es pero que sé que me lee o al menos, hay altas probabilidades de que pueda hacerlo.
Escribo para sentirme libre pero sabiendo que al apretar cada tecla y formar cada palabra debo y me hago responsable de lo que deje escrito (pero no de lo que ustedes puedan llegar a interpretar). No escribo para lastimar a nadie, sino, para curarme a mi. Sabiendo que también escribo para que alguien en algún rincón de este planeta me lea. Alguien en algún lado debe entenderme.
Y a vos te pido perdón desde lo más profundo de todo lo que soy y puedo llegar a ser. Nunca te consulté nada creyendo que jamás ibas a interesarte tanto lo que una piba de dieciocho años tenga para decir. Y gracias, también, porque gracias a vos pude volver a escribir luego de tantos intentos fallidos: no tenía nada que logre en mí lo necesario para sentarme acá.
Te pido perdón por las veces que pudiste encontrar algo acá que te haya hecho mal, solo trato de ser lo más fiel posible a lo que me pasa.
Así me encuentro en el medio de lo que quiero y necesito escribir y el no querer exponerte, el querer cuidarte de este pequeño mundo que cree para mí.
Te amo. Vos y yo sabemos todo lo que sucede, esto es solo una pequeña parte, pequeños momentos que preciso letrear.
Me enamoré de alguien con mucho rock encima and I like it. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca dejes de escribir. Gracias por cada palabra, cada mimo al alma de nosotros. Gracias por todo Agus

Anónimo dijo...

Sos el ser más lindo y inteligente que tengo en esta vida. No dejes nunca de escribir. (Te admiro y leo a escondidas) te amo, mi princesa. Yo, tu mejor amiga, tu cita para reírte o llorar.