Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

lunes, 29 de julio de 2013

"A veces, sólo me gustaría verlo dormir mientras le acaricio el pelo. Nada más."
Así comencé mi (¿tu?) ritual. Luego leí unas diez veces el mismo cuento de Bukowski que tanto me gusta. Lloré, fui al baño y me vi en el espejo. Vi como la depresión me apretaba, como iba apegándose a mi cuerpo y colocando sus manos sobre mi cuello. Sentí como iba apretando. Y vi como mis ojos volvían a derramarte. Sin hacer alarde: si hubiera tenido una computadora, definitivamente estarían en frente de la mejor entrada de mi vida. Siempre la misma hora. 3am. Siempre. A las 3am me agarra. Y no me suelta hasta verme dormir. Dormir en un mar de preguntas. Y aunque cueste, sos mi musa. A esa hora mis manos son efervescentes y mi cabeza no para de hablar, sin retracto o arrepentimiento alguno. Mis dedos están exaltados. Y vos seguís ahí, mirándome, y no paro. No paro de escribirte para que, al poner el punto final de los finales, desaparezcas. Aunque sea hasta la noche siguiente. Pero cuando no hay papel ni lapicera que acompañe a esta lúcida sombra, a este abrazo que me quema, todo se vuelve horror. 
Pareciera que todo me encierra, hasta mi cuerpo. Me veo acorralada, y todo corta. Hasta el aire. Grito y nadie escucha. O nadie quiere escuchar. Ni la mismísima persona logra sacarte de aquel agujero minado de su aroma. Aroma que corta. Y quiero sangrar. Quisiera sangrar y calmar. Pero ya basta con tenerte en mi cabeza. En mi piel no (¿ésta de acá no es tuya ya?). Y la vi. Casi que me pierdo. Casi que la agarro y la apoyo en mi piel, casi que salen tus recuerdos en carmín. Quería que salgan de mi, que vuelen y se vayan a tu cama. Que te acompañen a vos. Que se te impregnen en la oreja izquierda. Casi

No hay comentarios.: