Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

lunes, 30 de abril de 2012

No recuerdo cómo pude llegar a eso, a sonreír al ver la sangre correr, a llorar y buscar, instantáneamente, algo con lo cual calmar aquel dolor que afloraba de mis entrañas, del fondo de mi ser. ¿Cómo se puede odiarse tanto? ¿Cómo llegué a sentirme bien así, haciéndome tanto mal? Y aún sabiendo la respuesta no puedo entenderla, no puedo calzar en mis propios zapatos. En aquellas ideas que alguna vez estuvieron dentro de mí. No puedo creer que esa fui yo, que lo viví. No importaba dónde, ni con qué. Si me preguntan qué se siente, qué es lo que pasa por la cabeza de uno en el instante que el filo corta tu piel y la sangre comienza aparentando no parar jamás, mi respuesta es un "ya no sé". No recuerdo, las imagines se borraron dejando solo flashes. Flashes que cada día olvido más. Y aunque ésto suene bueno, me resisto a olvidar.

1 comentario:

Mrs. S dijo...

Me re gustó :) te sigo, besos