Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

sábado, 31 de diciembre de 2011

No soy la mejor, no esperen demasiado de mí, nunca se crean que me conocieron por completo; esas son las cosas que deben tener en cuenta de mí.  Soy una mina jodida, soy la peor. Soy lo peor que podés llegar a conocer. Soy la mejor si me llegás a conocer bien. Se me es difícil calificarme, no sé bien lo que quiero. No tengo un carácter definido, respondo depende la situación. Me cuesta pedir perdón,  a veces no sé quién soy.  Tengo grandes problemas para saber lo que quiero. Muchas veces no me entiendo.  Suelo ilusionar a los hombres sin querer, es algo que me sale porque sí.  Me gusta seducir, me gusta. Tiendo a llorar mucho. Suelo sonreír demasiado.  La infidelidad de mi papá marco un antes y después en mí. Esto creó una gran falta de seguridad en mi misma. Hay veces que confío muy rápido en la gente y otras en cambio, que llegar a tener confianza con una persona puede tardar años.  Me atrae lo complicado. Me aburre lo fácil. Soy algo masoquista, me gusta enredarme en líos que luego me terminan enfermando. Arriesgo todo por amor. Me atrae el histeriqueo. Soy muy vueltera. Acostumbro a “calentar la pava y no tomar mate”.  Necesito que me digan las cosas de la forma más cruda para entender de una vez por todas. Soy bastante terca. Soy de tropezar y tropezar una y mil veces con la misma piedra. Soy así y mucho más...

No hay comentarios.: