Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz 2012!

¡Qué loco! Pensar que dentro de un par de horas vamos a estar recibiendo al famoso 2012. Aún no caigo,  recuerdo mi primer día en la secundaria como si fuese ayer y pasó hace ocho meses. Pasó todo demasiado rápido o capaz yo fui demasiado lenta. Como ya les conté siento el 2012 se viene con todo. Tantas decepciones, tantas metas frustradas, tanta gente que creí que hoy iba a estar conmigo y no lo está. Gente careta, que prometió quererme y no dejarme nunca y hoy, hoy no están a mi lado. Así también conocí gente que me hace feliz. Gente que me apoya. Gente que me saca decenas de sonrisas. Descubrí que me gusta el rock nacional, ¡el rock nacional! (en otra época de mi vida pensaba que solo era música para gente que se drogaba y que le gustaba cagarse a trompadas, juzgué sin conocer). Descubrí fases de mí que no sabía que poseía. Hice cosas que jamás pensé que iba a hacer. Me estoy conociendo de a poquito. Estoy conociendo mis límites. Gracias a esas personas que me bancaron este año, los que estuvieron saben quiénes son. Gracias a todos los que me leen, a esas personas que me incentivan a seguir escribiendo. Gracias a esas personas que me siguen desde el principio, desde hace ya dos años con el blog, a esas personas que me siguen hace meses, y también a vos que descubriste éste blog por pura casualidad recientemente. Gracias (¿por qué no?) a las personas que me critican y me hacen mejorar día a día. Sé que cambié, no sé si mejoré o empeoré pero cambié. Dejé atrás a esa sombra que me extorsionaba las veinticuatro horas, los siete días de la semana, todo el año desde aquel dos mil nueve. Crecí, aprendí, pude dejar atrás eso que tanto me perturbaba. Hoy sonrío de verdad, hoy soy otra. Sé que ahora voy a poder ser yo de verdad. Perdón a mis viejos y a mis amigas por tanto tiempo sufriendo al lado mío, por aguantarse mis lágrimas. Y gracias a todos por hacer cada día éste blog más conocido, sin ustedes saben que no soy nada. Se viene otro año, qué bien te veo 2012!
Gracias y feliz año nuevo, otro capítulo está por comenzar...

No hay comentarios.: