Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

sábado, 14 de mayo de 2011

This is me.

Nunca me canso de intentar y siempre le erro. No me canso de levantarme y me vuelvo a caer. Y me río por el simple hecho de que me río de todo. Cuando era chiquita siempre pensaba que todos nacemos teniendo un para qué, una misión, algo por hacer. Y yo siempre pensé que mi misión era concientizar a la gente sobre el medio ambiente, ayudar a todos los que pudiese... Ahora me miro y pienso a quién carajo voy a ayudar, si ni yo misma puedo ayudarme. Antes, cuando era  chiquita, tenía todo más claro de lo que lo tengo ahora. Antes, era inteligentísima, me las sabía todas, todas. Era la mejor en todo, ahora soy la nada misma. Y me pongo a pensar en mi funeral, en quién asistiría, en quienes llorarían por mi ausencia. Me gustaría quedar marcada en esta sociedad para siempre, de alguna u otra forma. No se por qué, pero quiero hacerlo. Me pregunto quién se acordaría de mi de vez en cuando. Y hoy, hoy fue distinto. Hoy me puse a pensar en todo lo que logré en estos 13 años y me saqué una sonrisa: yo pasé todos los años de la primaría y con notas maravillosas, pasé los niveles de inglés con 9 en los años que llevo estudiandolo, gané muchos torneos, muchisimos. Superé mi amor obsesivo, sobreviví a las caretas, me tropezé mil veces con la misma piedra, sobreviví a un casi-divorcio de mis viejos, me pasaron miles y acá estoy, con grietas pero entera. Y me voy a caer mil veces más y saben qué, me voy a reir y voy a seguir. Hasta que pueda superar mis miedos, hasta que encuentre al hombre que me va a regalar el cielo, hasta que tenga a mis tres hijos y les enseñe todo lo que aprendí de las personas y lo que seguramente voy a seguir aprendiendo. Hasta que sea periodista y escriba una autobiografía. Hasta que sea protagonista de un cuento feliz, sin final... Hasta que me muera con una sonrisa, hasta que deje mi huella acá. Hasta que... hasta que pueda. Hasta que sea feliz, hasta que coincidan todas mis ideas, hasta que aprenda a cocinar. Hasta que disfrute de plancharle las camisas a mi esposo, hasta el día que me muera. Porque así soy, porque me aguanto todas y cada una. Porque se que en alguna parte de este mundo está aquel hombre que le voy a confiar todo, todo. Y me va a hacer feliz, y yo a él. Porque soy muy perseverante, porque para eso vine: para ser feliz. Para demostrarle a todos ustedes que apesar de ser una loca maniatica voy a seguir adelante, y saben qué... a todas esas personas que me dijeron que no servía para nada, que mi vida era una mierda, que necesitaba intenarme y estar "con mis pares", el día que me vean en la cima, cuando me vean felizmente realizada, les voy a hacer fuck you a todos y me voy a reir, y no por el simple hecho de que me río de todo, sino porque me voy a reir de lo inferior que me hicieron sentir y les prometo que se van a arrepentir.  Porque me di cuenta de todo lo que logré, y de lo boluda que soy por meterme en temas tan jodidos como el amor, tengo que enfocarme en mis metas y ser quien soy. Me descargué, gracias. Esto va especialmente para vos, que vivis gracias a mis caídas por la simple razón de que no tenes vida y necesitas joder a los demas, hacerlos sentir mal para ser feliz. Va para vos.

No hay comentarios.: