Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

martes, 31 de mayo de 2011

Sí, puede que sea obsesiva...

Duele, duele verte ahí. Duele besarte en la mejilla, duele. Duelen los pasos que das cuando pasás al lado mío y no siento tu mirada sobre mí. Duele saber que no vamos a volver. Que como vos me repetiste un par de veces "lo pasado pisado" {para vos obviamente, yo todavía y desgraciadamente sigo en el mismo lugar}. Duele, porque yo te quiero, porque te quiero conmigo, por eso duele: porque me faltas. Y no quiero decir que te perdí, porque ¿cómo perder algo que nunca se tuvo? ¿cómo?. Duele saber que extraño algo que nunca tuve y me produce un shock. ¿Lo peor? Lo peor es encontrarme en la clase de Matemáticas escribiendo tu nombre en las mesas entrelazado con el mío, gastar miles de hojas escribiendote cosas, cosas de las cuales jamás te enteras (ni lo vas a hacer, tenelo por seguro). Duele, duele que despues venga una mina a decirme "decile a Juanchi que deje de morderme el cachete" y yo la tenga que mirar fingiendo que me importa tres pitos, que no me interesa, fingiendo una sonrisa estúpida para ocultar que ese comentario me dolió y me puso celosa, celosísima para ser mas clara. Básicamente tenía ganas de mandarla a la mierda, pero como siempre me callé para no ser tan desubicada, tan desubicada como su maldito comentario. Duele verte tan lindo, tan hermoso, tan perfecto. Sos tan, tan, tan perfecto. ¿Es normal quererte tanto sin explicaciones?. Una vez me dijiste que no podías elegir entre esa persona que amas tanto, que lleva seguramente tu misma sangre (lógico), conmigo: una pendeja, "una mina" me dijiste en aquella charla, así "una mina". Y sí, soy una mina, pero dolió saber que solo era "una mina" como queriendome decir que era una más del montón o algo así; y sí, me explicaste mil veces que "quedé marcada en tu vida para bien o para mal, que te importo como amiga, que blablabla, que me queres" y todas las típicas excusas, quiero decir, las cosas lindas ("lindas" muy entrecomillas) que me decis porque entre lineas detecto un "pero no vamos a volver, olvidate".  En fin, me dijiste que no podías elegir y al no elegirme, estas eligiendo no se si sos conciente de eso... Me puse a leer todo mi perfil, pensar que hace 2 meses y días decías que me amabas, que querías que me conecte al MSN, y hoy somos la nada misma. Somos nada, y creeme que nada es demasiado. Me causas un desequilibrio constante. Me da miedo todo esto, porque me está pasando (casi) lo mismo que con "El Innombrable" (ni siquiera se merece las mayúsculas). Te amo flaco, me podes. Tus ojos, tu boca, tus pestañas, todo me vuelve loca. Sobretodo tu voz. Me sacas de mí, no me conozco. Sentime, ¿acaso no te das cuenta de la cara de estúpida que tengo cuando te acercas? ¿Acaso no te das cuenta de mi estado de felicidad cuando te miro? Soy tan transparente con esto del amor. No se ocultar mucho mis sentimientos y menos si me mirás así...

By Agustina.

No hay comentarios.: