Un poco de mí

Mi foto
"Un quilombito lindo". Diecinueve años. Mambos y un par de cicatrices. Fobia al fracaso. Odio al chocolate. Amor por los libros (y la birra). Pero sobre todo, con un miedo particular al olvido; por eso escribo, "porque la memoria puede fallar pero lo escrito en este blog no falla, no se borra y no se pierde".

sábado, 14 de mayo de 2011

¡Arriba Morocha! {idiota, estas muerta}

Estoy muy perseguida. Todo lo que publica causa un gran efecto sobre mi, no se qué hacer. Y lei ese estado y me puse re mal, muy mal. No me gusta estar así, una vez no hace mucho dije que no le iba a hacer caso a mis sentimientos, que quería ser la de antes, pero la de antes ya no está. Quiero poder tener una decisión que me dure 15 minutos y no puedo, no puedo. Soy tan bipolar, que ni yo me aguanto. No me entiendo y me irrito, me canso. Hasta el día de hoy no se como me dura tanto la idea de estudiar Comunicación Social, es un milagro. Quiero coincidir conmigo. Y una aplicación del Facebook me dice: "Agustina, no debes dejarte llevar por las emociones, sino que debes actuar con inteligencia.'' Y me mata, me mata. 
Estoy muerta, necesito tomarme agua bendita haber si me hace sobrevivir de esta nostalgia. 
No me mates mi amor, no me mates. Dame una oportunidad y te hago feliz, te juro que soy capaz de hacerte sentir el flaco más feliz de este planeta. 
Si me dieras solo una chance...
Y lo único que escucho es 
"Arriba morocha que nadie está muerto,
vamos a punguearle a esta vida amarreta un ramo de sueños.
Avanti morocha no nos llueve tanto,
no tires la toalla que hasta los más mancos la siguen remando". 
Llenenme la Coca-Cola de pastillitas de colores, formas y tamos distintos, gracias.

No hay comentarios.: